Blog
Image

Orientación profesional

CONSEJOS PARA PASAR LA ENTREVISTA TELEFÓNICA CON ÉXITO

No estamos muy familiarizados con las entrevistas telefónicas. Pero, si te preparas correctamente, esta etapa puede ser crucial para dar una buena primera impresión y crear una relación inicial con tu entrevistador. Además, te ofrece la oportunidad de diferenciarte de los otros candidatos. Aquí tienes algunos consejos para hacer una entrevista telefónica perfecta.

Antes de la entrevista telefónica

Prepárate como si fuera una entrevista cara a cara

No hace falta que planches tu mejor camisa para la ocasión, pero debes destinar un tiempo para preparar la entrevista telefónica:

• Confirma con tu entrevistador la duración de la entrevista, y organízate para tener esa hora libre y no ir mal de tiempo. 
• Antes de todo, investiga a tu entrevistador y a tu futuro manager.
• Lee la descripción del puesto e identifica cuáles de tus habilidades pueden encajar. 
• Practica las respuestas a las preguntas más típicas
• Prepárate alguna pregunta para preguntarle al entrevistador al final de la entrevista.

Algunos candidatos se toman las entrevistas telefónicas como un chat informal y no se la preparan. Estos candidatos difícilmente pasan a la siguiente fase del proceso de selección.

Perfecciona tus habilidades comunicativas

Trata de mejorar tu comunicación antes de la entrevista telefónica. El entrevistador no va a poder observar lenguaje corporal ni tu expresión a través del teléfono. Solo podrán basarse en tu voz y lo que dices, así que evita los malos hábitos y la mala pronunciación.

Practica con un amigo y grábate con tu teléfono. Te ayudará a detectar si hablas demasiado rápido, si interrumpes, balbuceas, te tapas la boca o si repites muchas veces palabras como “mm”, “pues” o “etc.”

 

El día de la entrevista telefónica

Prepárate

Sobre todo si la entrevista es a primer mañana intenta no tener una voz ronca. Haz ejercicios bucales, trabalenguas y bebe mucha agua.

Ten una actitud positiva

Haz ejercicios de respiración antes de la entrevista para calmar tus nervios y haz una charla motivacional recordándote todo lo que puedes ofrecer. También recomendamos analizar todos los aspectos positivos de la oferta de trabajo. De este modo, tendrás en mente el objetivo principal de la entrevista y tendrás la motivación suficiente para dar lo mejor de ti.

Organízate

Comprueba que tu teléfono tiene señal, batería, que conoces el nombre del entrevistador y su número telefónico. Asegúrate de quién tiene que llamar a quién y a qué hora exacta. Estate preparado 15 minutos antes de la entrevista, asegurándote de que estás en un sitio adecuado para hablar tranquilamente. Si estás en el trabajo, sal de la oficina y si estás en tu casa, apaga la televisión y no dejes que nadie en casa pueda interrumpirte durante la entrevista. Apaga también cualquier otro dispositivo que pueda sonar e interrumpirte.

 

Durante la entrevista telefónica

Contesta la llamada de forma profesional

Coge el teléfono a los dos o tres segundos y contesta de forma profesional. Mantén un tono profesional durante toda la entrevista.

Ten toda la información necesaria a mano

Ten tu CV, una lista de tus habilidades clave, tus logros y algún dato clave de la empresa delante por si te quedas en blanco. Recuerda que no debes leer la lista palabra por palabra y no dejes que se escuchen ruidos del papel para ser más profesional.

Ajusta tu lenguaje corporal

Aunque el entrevistador no pueda verte, mantener una correcta posturadurante la entrevista telefónica puede marcar la diferencia con tu tono de voz y tu comprensión. Estar sentado correctamente o de pie cuando respondas las preguntas mejorará tu tono de voz. Sonreír y gesticular te ayudará a comunicar de forma positiva.

Habla a un ritmo adecuado

Es más difícil que te entiendan si hablas muy rápido, especialmente si estás nervioso. Si notas que te está pasando, para y respira hondo. También recomendamos que te levantes y andes, ya que puede ayudarte a controlar tu ritmo de habla y sentirte más cómodo.

Recuerda las maneras

El hecho de que tu entrevistador no te vea, no quiere decir que puedas descuidar las formas. Evita hacer cualquier cosa que no harías en una entrevista cara a cara, como comer, mascar chicle, distraerte con las redes sociales o hablar con tus amigos. El entrevistador puede notar que estás distraído y no es conveniente.

Interrumpir mucho a las personas es una falta de respeto y es fácil que ocurra en una entrevista telefónica ya que, al no tener contacto visual, es más difícil predecir cuando alguien ha acabado de hablar o no. Para evitar interrumpir al entrevistador espera un par de segundos cuando creas que ha terminado para asegurarte, antes de empezar a responder.

Termina la entrevista como si estuvierais cara a cara

Recuerda darle las gracias al entrevistador por dedicarte su tiempo y haber compartido más información sobre la oferta y la empresa en general. Expresa tu interés por la posición e infórmate sobre la próxima fase si el entrevistador no te ha mencionado nada.

No te confíes: que se trate de una entrevista telefónica no significa que puedas terminar mal la llamada y dejar al entrevistador con una mala impresión.

 

Después de la entrevista telefónica

Después de la entrevista, si sigues interesado en la posición, es recomendable que hagas un seguimiento como si fuera una entrevista cara a cara. Llama a tu consultor seguidamente para darle feedback y las gracias al entrevistador a través de tu consultor, reiterando tu interés por la oferta. Recuerda prestarle atención al teléfono en los días siguientes.

Espero que ahora estés más preparado. La clave es tomarte la entrevista telefónica como una entrevista cara a cara.

 

Alex Shteingardt

Managing Director, Hays Russia

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.